El servicio de limpieza cuenta con una nueva maquinaria para eliminar las hierbas

Junto a esta adquisición, se han sustituido contenedores en el paseo marítimo y se están terminando de acondicionar las palmeras del municipio, incluyendo el corte de ejemplares que estaban muertos.

El concejal de Medio Ambiente supervisa el funcionamiento de la máquina.

El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Salobreña ha sustituido once contenedores del paseo marítimo, tras haber recibido esa cantidad por parte de la Diputación provincial. Los que se han reemplazado se encontraban rotos o desprendían mal olor por los vertidos de pescado, por lo que se ha optado por el cambio definitivo.

Esta actuación se realizó de cara a la Semana Santa para que la playa luciera de la mejor manera. No obstante, está pendiente la reparación de muchos otros contenedores distribuidos por el casco urbano, a los que se les repondrán las tapas, dañadas por el efecto del viento. Esa tarea correrá por cuenta de la empresa concesionaria del servicio, según el requerimiento que ya le realizó el Ayuntamiento.

Por otra parte, la empresa ha puesto hoy en funcionamiento una novedosa maquinaria, recientemente adquirida, destinada a eliminar las hierbas que crecen en el entorno urbano, especialmente en el adoquinado. Se trata de una deshidratadora que las extermina de raíz, de forma natural y sin productos químicos, evitando que vuelvan a crecer.

Esta maquinaria será muy útil en zonas como el Casco Antiguo, donde crecen líquenes entre el adoquinado, que pueden producir resbalones, y que son muy difíciles de retirar de forma manual. Con esta máquina se seca la planta y se evita que vuelva a crecer, al menos por un largo periodo, mientras que con el método habitual queda margen para un rápido recrecimiento.

Por otra parte, el Área de Medio Ambiente continúa con los trabajos que inició hace ya tres semanas para podar y acondicionar las palmeras del municipio, y que se prevén finalizar en unas dos semanas. Dentro de estas tareas, también se está procediendo al corte de más una veintena de ejemplares que se encontraban secos, ya sin corona, y suponían un potencial peligro para la población.