El PP de Salobreña denuncia que tres de los parques infantiles permanecen vallados

Los populares critican la falta de explicación por parte del gobierno municipal, mientras éste afirma que se debe a un problema administrativo que depende de la Diputación.

Zona infantil vallada en el Parque La Fuente.

El Partido Popular de Salobreña ha denunciado que varios parques infantiles del municipio están vallados y cerrados al público desde hace más de un mes, sin que el equipo de gobierno de ninguna explicación. Ha criticado la “falta de justificación a este cierre y el mantenimiento de las vallas”, lo que “ha llevado a los vecinos a entrar sin permiso con el peligro que ello puede conllevar”.

El presidente del PP salobreñero, Gustavo Aybar, afirma que están cerradas las áreas de juego infantil de los parques La Fuente, La Caleta y el de Lobres, por lo que pregunta a los dirigentes municipales dónde pretenden que los niños jueguen y pasen su tiempo libre, más ahora que hace buen tiempo.

Aybar señala que la razón de esta situación puede ser que las zonas infantiles y los columpios no están homologados y, por lo tanto, no cumplen la normativa. En este sentido, muestra su sorpresa tanto por la desinformación a la que el gobierno de María Eugenia Rufino está ya acostumbrando al pueblo como por el incumplimiento de la normativa. Y subraya que “los columpios del parque La Fuente, por ejemplo, no tienen más de dos años, por lo que no es comprensible que no se instalaran homologados”.

Para Gustavo Aybar, la dejadez y desidia del gobierno están afectando desde hace tiempo al funcionamiento normal del pueblo y a los servicios a los vecinos, que cada vez se ven más mermados. Añade que “para gobernar hay que estar en la calle, tratando de manera directa con todos los vecinos y no encerrada en un despacho de espaldas a sus problemas, a sus cuestiones y a sus necesidades”, ha agregado el presidente del Partido Popular de Salobreña, quien espera que la alcaldesa “o alguien de su equipo salga de su burbuja para mirar de frente a los salobreñeros o bien se retire y deje espacio a quien sí quiere gobernar por, para y con su pueblo”.

Por su parte, desde el gobierno municipal han explicado que estos parques infantiles se encuentran cerrados por cuestiones administrativas que no tienen que ver con el Ayuntamiento. En los tres casos, se trata de equipamientos financiados a través de los planes provinciales de la Diputación de Granada, que fueron licitados, adjudicados y ejecutados por esta administración.

El concejal de Obras y Urbanismo, Javier Ortega, explica que surgieron “una serie de matices a corregir en las obras de cada uno de los parques infantiles”, para lo que la Diputación requirió a la empresa adjudicataria para que sean subsanados. No obstante, al haber entrado ésta en concurso de acreedores, se debe esperar a que se cumplan los plazos establecidos para poder utilizar la fianza.

Ante ello, y para evitar que se sigan degradando las instalaciones, el ente provincial solicitó su cierre al Consistorio, que por otra parte no quiere recepcionarlas hasta que no estén terminadas en su totalidad y estén solucionados los problemas.

Ortega ha criticado la actitud del presidente del PP, quien “especula” sobre los motivos de este cierre, con “suposiciones aleatorias de que se produce porque los columpios no están homologados”. Por ello, lo ha acusado de “hablar sin conocimiento de causa, sin el más mínimo interés por conocer la verdad”.