El PP de critica la gestión del castillo de Salobreña por parte del gobierno socialista

La falta de respuesta ante la falta de personal no sólo está perjudicando a los trabajadores municipales sino que está poniendo en peligro un monumento que recibe cientos de visitas al mes

Estado de los restos arqueológicos tras la lluvia.

 El PP pone en cuestión la gestión que el gobierno socialista de Salobreña está realizando a cabo en el Castillo Árabe de Salobreña, de la que critica que está llevando al monumento emblema de la Villa a una situación límite de falta de limpieza, mantenimiento y seguridad en la que los principales perjudicados son los trabajadores que sufren la incapacidad de unos gestores a los que les ha venido grande el gobierno.

Según el presidente popular, Gustavo Aybar, una de las trabajadoras del Castillo está de baja por enfermedad desde hace meses y los socialistas no encuentran una solución al problema, dejando pasar el tiempo con un solo trabajador de venta de tickets en taquilla: “Nos estamos acostumbrando a que el gobierno dirigido por María Eugenia Rufino busque parches para intentar paliar los problemas que se encuentra cualquier alcalde en lugar de buscar soluciones beneficiosas para el pueblo”, ha criticado Aybar.

Y añade que el trabajador de la taquilla del Castillo ha llegado a estar semanas enteras trabajando sin poder disfrutar de sus días de descaso. Y que a día de hoy se puede ver como un técnico del área se mete en taquilla a vender tickets mientras este trabajador se dedica a hacer los trabajos de limpieza o quita de hierbas.

El candidato del PP a la alcaldía se pregunta Cómo es posible que se intente mantener el Castillo abierto los siete días de la semana, se mantenga su limpieza y seguridad con un solo trabajador, al tiempo que señala que la seguridad del monumento también está en juego ya que no hay vigilancia, sobre todo en la zona de los restos de los baños que se descubrieron en los últimos trabajos que se realizaron en el monumento.

“Ya no es que la mala gestión perjudique al funcionamiento del municipio sino que el propio Ayuntamiento, con sus trabajadores a la cabeza, está sufriendo en primera persona las carencias de este gobierno”, ha resaltado Aybar quien afima haber recibido quejas directamente sobre cómo se encuentra el Castillo en la actualidad.

Asegura Aybar que el turismo no son sólo la construcción de hoteles, sino también el cuidado del monumento estrella del pueblo y su mantenimiento, que espera que la situación no se alargue en el tiempo y que si la trabajadora no puede volver en un periodo corto de tiempo a su puesto, se busque una solución definitiva.