El pleno de la Villa aprueba la modificación del impuesto de la Plusvalía

La sesión también ha dado luz verde a la solicitud para el arreglo de un camino rural y el reconocimiento de facturas pendientes de la empresa Cespa por servicios prestados de forma extraordinaria.


El Ayuntamiento de Salobreña celebró ayer por la tarde una sesión plenaria ordinaria con media docena de puntos en el orden del día. Los más destacados se relacionan con la modificación de la Ordenanza Fiscal del impuesto a la Plusvalía, la solicitud para el arreglo del camino rural de Cañada de Genaro y un reconocimiento de facturas por trabajos extraordinarios encargados a la empresa Cespa, responsable de la limpieza del municipio.

En la sesión, a la que no asistió el grupo Ahora Sí, se ratificó el acuerdo de Junta de Gobierno Local para solicitar una ayuda de la Junta de Andalucía para arreglar el camino de Cañada de Genaro, que conecta el camino del Canal en la Cota 100 en los Matagallares con el camino de la Cota 200. El presupuesto asciende a 105.000 euros, de los que el organismo autonómico subvencionaría el 60 por ciento.

Según explicó la alcaldesa, María Eugenia Rufino, Salobreña forma parte de una preselección de municipios que pueden optar a esta ayuda. El único portavoz que intervino en este punto fue el del Partido Andalucista, Juan Collado, quien pidió más participación de los agricultores para decidir qué caminos arreglar. La regidora le respondió que este es el único vial agrícola del municipio que reúne los criterios recogidos en la Orden de la subvención. El punto se aprobó con los votos a favor del gobierno municipal, la abstención de Partido Popular e IU y el voto en contra del PA.

El siguiente asunto abordó el dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía sobre nulidad de facturas de Cespa, la empresa encargada de la limpieza en el municipio. Se trata de facturas por servicios que no estaban contemplados en el pliego de condiciones y que se contrataron de forma adicional. Hasta el año 2016 la práctica habitual en las administraciones era realizar la contratación directamente, sabiendo que las empresas adjudicatarias contaban con la infraestructura necesaria para ello. A partir de ese año cambió la normativa y se exigió realizar un expediente de contratación para este tipo de servicios, por lo que determinadas facturas no pudieron ser cobradas por la empresa Cespa a raíz de un bloqueo desde la Intervención municipal. Ello motivó su envío al Consejo Consultivo, que determinó que el pago procede.

Por su parte, el portavoz andalucista, Juan Collado, aseveró que con el actual procedimiento, que el Ayuntamiento ya viene aplicando desde 2016 ante el cambio normativo, se pueden conseguir mejores precios para la administración municipal.

El punto se aprobó con la abstención del grupo de IU.

Lo siguiente fue la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más conocido como Plusvalía, que supone la reducción del tipo impositivo del 28,62 al 13 por ciento, para contrarrestar la desaparición de una bonificación del 60 que se dejará de aplicar el 1 de enero de 2019. El objetivo es que la cantidad que pagan los vecinos por este tributo se mantenga estable y no se produzca un incremento desmesurado. El debate se cerró con la aprobación por parte del equipo de gobierno y la abstención de los grupos del PP, PA e IU.

Luego llegó el turno de ruegos y preguntas, único en el que intervinieron los otros grupos de la oposición. El tema principal fue la limpieza, y a ello se refirió la portavoz de IU, Carmen López.

Por su parte, el PP cuestionó la frecuencia de la recogida de residuos en época estival, ante el aumento de la población por el turismo.

La alcaldesa recogió el guante de la demanda en materia de limpieza, que también mencionó algún vecino que intervino en la sesión, destacando las limitaciones que tiene el actual pliego del contrato de limpieza en relación a los servicios que hay que prestar. Según ha indicado María Eugenia Rufino, en breve saldrá a licitación el nuevo concurso.

También se refirió a la seguridad, ante un planteamiento realizado por un vecino, y señaló que con la aprobación del próximo presupuesto está previsto sacar nuevas plazas de policías locales que cubran las bajas que han mermado la plantilla en los últimos años.