El colegio de Lobres contará con comedor el próximo curso escolar

Las obras se encuentran en su recta final, y han consistido en la modificación de algunos espacios de la primera planta para adaptarlos a la normativa y así poder ofrecer este servicio.

Los concejales supervisan las obras del centro.

El concejal de obras, Javier Ortega y la delegada de Lobres, Ana Mingorance, han visitado esta mañana el avance de las importantes reformas que se están llevando a cabo en el colegio Miguel de Cervantes del anejo que, entre otras cuestiones, permitirá ofrecer servicio de comedor para el próximo curso escolar.

“Con estas actuaciones damos cumplimiento a la demanda de la comunidad educativa de Lobres lo que beneficia a todo el anejo, ya que así, muchos niños que se trasladaban a otros centros por necesitar servicio de comedor ahora no tendrán que hacerlo y podrán continuar sus estudios en el pueblo”

Las obras, que se encuentran en su recta final, han consistido en la modificación de algunos espacios de la primera planta para adaptarlos a la normativa y así poder ofrecer el servicio de comedor, tal como explica Ortega. Además también se ha construido un pequeño almacén en la planta baja junto a la pista polideportiva para el material deportivo y se ha arreglado toda la cubierta del centro para evitar algunas filtraciones existentes y tejas sueltas.

Las obras, con un presupuesto cercano a los 32.000 euros, estarán listas en unos días, con lo cual el próximo curso, y la espera de la adjudicación por parte de la delegación de educación de la empresa que se encargará del catering, permitirá al centro ofrecer este servicio de comedor escolar que cuenta con un total de 15 plazas.