El Club Internacional dona su recaudación a la asociación Estrella del Mar

La donación consiste en 150 euros que este club, formado por extranjeros residentes en Salobreña y el resto de la comarca, han obtenido organizando diversas actividades solidarias a lo largo del año.

Momento de la entrega del cheque a la presidenta de la asociación ‘Estrella de Mar’

El “Club internacional de Salobreña” ha entregado esta mañana a la asociación “Estrella de Mar” de Salobreña una donación de 150 euros como apoyo a la labor formativa que llevan a cabo.

El club está formado por extranjeros residentes en la comarca que organizan diversas actividades solidarias a lo largo del año, destinando la recaudación a alguna causa o proyecto que mejore la vida de los vecinos.

En esta ocasión la beneficiada ha sido la asociación “Estrella del Mar” de Salobreña’, que trabaja para mejorar la calidad de vida de niños y adolescentes con necesidades educativas especiales.

El acto ha estado presidido por la alcaldesa de la Villa, Mª Eugenia Rufino, la concejal de Bienestar Social, Mª José García, siendo el tesorero del Club Internacional, Joe Melville, el encargado de hacerle entrega del cheque a la presidenta de la asociación, Elisa Otero.

Rufino ha agradecido el generoso gesto destacado el “compromiso social” de este colectivo de extranjeros. Igualmente ha alabado la labor de la asociación Estrella del Mar con la que el área de Bienestar social del Ayuntamiento de Salobreña viene colaborando estrechamente.

Otero por su parte también se mostraba muy agradecida por esta ayuda que les permitirá continuar trabajando y que viene a reconocer su trayectoria.

Asociación “Estrella de Mar”

El equipo de Estrella de Mar está formado por un grupo de profesionales del sector, entre los que se encuentran terapeutas, psicólogos, logopedas y voluntariado debidamente formado. Ofrece Atención Temprana y personalizada, talleres de autonomía, autocontrol, integración social o apoyo educativo, y también trabaja con TDAH, trastornos generalizados del desarrollo, Trastorno del Espectro Autista, hiperactividad, trastornos de conducta o retraso madurativo. Asimismo, asesora a familias y forma profesionales en terapias TGD.

El colectivo surgió por iniciativa de un grupo de madres y padres que tienen niños con alguno de estos trastornos, con el objetivo de facilitarles la comprensión sobre este tipo de problemas y cubrir las necesidades básicas de estos niños a través del grupo de profesionales que se ha formado. Más allá de los tratamientos específicos, lo que busca es facilitar su integración a la sociedad a través de talleres y actividades al aire libre. La entidad está formada actualmente por una veintena de socios.