El Casco Antiguo contará desde este lunes con servicio especial de transporte público

El microbús se mantiene, aunque sólo hasta Manuel Montilla y vuelta por el antiguo mercado. Una furgoneta de siete plazas realizará el resto del recorrido tres o cuatro veces por las mañanas.

Ladera de la Cruz, uno de los lugares en los que se ejecutarán las obras.

Las obras de renovación de infraestructuras hidráulicas que comienzan este lunes en Salobreña van a suponer una modificación significativa en cuanto al recorrido del transporte público por el Casco Antiguo. Y es que el cierre al tráfico rodado del acceso por Ladera de la Cruz ha obligado al Ayuntamiento a buscar una fórmula que evite que un número importante de vecinos se queden sin medio de transporte para desplazarse hasta la zona baja del pueblo y viceversa.

Total, que después de varias semanas de conversaciones con la empresa concesionaria del servicio, se ha arbitrado un sistema que pueda satisfacer al mayor número de usuarios. Por un lado, se mantiene el microbús que subía al Casco Antiguo con su horario de siempre, con la salvedad de que éste sólo llegará hasta el comienzo de Ladera de la Cruz, para desde ahí volver por Cartero Manuel Montilla hasta la zona baja del pueblo. Y, por otro, para cubrir el resto del núcleo histórico funcionará una furgoneta con capacidad para siete pasajeros, que iniciará su servicio a las ocho de la mañana. El sistema será el siguiente: Habrá tres paradas en la zona baja del pueblo, a saber, Plaza de Juan Carlos I, Plaza de Goya y Mercado municipal. Luego subirá por Calle Constitución, Muralla, Plaza del Pescao, Agrela, Bóveda, Martín Recuerda y vuelta por Estación para bajar de nuevo por la Calle Antequera. Para el concejal delegado del Casco Antiguo, Gabriel Jerónimo, esta ha sido la solución “menos mala”, teniendo en cuenta que unas obras, y más de tanta envergadura como las que se van a acometer, suponen molestias para los vecinos. La idea es que la furgoneta no haga más de tres o cuatro viajes por las mañanas y dos más por las tardes, aunque se ha tenido en cuenta el hecho de que se pueda llenar de pasajeros antes de cubrir las tres paradas de la parte baja de la Villa. “En ese caso, la furgoneta hará la subida y, después de bajar a los pasajeros volverá a aquella parada donde haya dejado a pasajeros en tierra y así sucesivamente hasta cubrir la demanda puntual”, aclara el edil, quien no obstante añade que si no hay usuarios, la furgoneta permanecerá parada, es decir, que no va estar constantemente moviéndose de abajo arriba, sino sólo en función de que haya o no pasajeros. Así que en principio la furgoneta haría un primer servicio en sentido descendente a las ocho de la mañana; el siguiente sería en torno a las diez o diez y media y el tercero un par de horas después. Por tarde hará otros dos viajes hasta las ocho, en que está previsto el último del día.

Las obras que se van a ejecutar contemplan la renovación de las redes de abastecimientos, saneamiento y red de pluviales de las principales arterias del Casco Antiguo, como son las calles Ladera de la Cruz, Juan XXIII y Calle Rosario. Es la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical la encargada de esta actuación, que se realiza con cargo al canon de mejora y que cuentan con un presupuesto en torno a los 800.000 euros. Las obras, que se llevarán a cabo en tres fases, comenzando por Ladera de la Cruz, incluyen nueva pavimentación para todo la superficie de actuación. Precisamente la Junta General de la Mancomunidad ha aprobado este viernes el presupuesto de esta actuación junto con otras que se van a acometer en otros puntos de la Comarca. El plazo previsto hasta la finalización se estima en torno a los seis o siete meses, “plazo que deben cumplir porque si no cada día de más le va a costar el dinero a la empresa adjudicataria”, señaló esta semana la alcaldesa de salobreña, María Eugenia Rufino, quien por tanto confía en que se respeten los plazos previstos.