El Ayuntamiento transmite tranquilidad a los bañistas ante un vertido en la playa del Molino

Los análisis descartan que pueda suponer riesgo alguno para la salud. Se iniciado el protocolo correspondiente a estos casos y se ha denunciado a una empresa de la zona.


Ante la aparición de un vertido de aguas oscuras en la desembocadura del balate situado en el entorno de la playa del Molino de Salobreña, el Ayuntamiento ha querido trasladar tranquilidad a los bañistas y a la ciudadanía en general asegurando que se trata de un material que no reviste riesgo alguno para la salud. Por ese motivo no se ha prohibido el baño, y a día de hoy la situación del agua en esa zona ha vuelto a la normalidad.

Tras tener conocimiento del vertido, el Ayuntamiento actuó de inmediato con el servicio de vigilancia de playas y técnicos municipales, además de ponerlo en conocimiento de la Delegación Territorial de Medio Ambiente. Tal y como establece el protocolo, se tomaron muestras del agua marrón que estaba llegando al mar, y que posteriormente se determinó que correspondía a melaza, por lo cual se procedió a denunciar a una empresa de la zona que sería la presunta responsable del vertido.

La zona se ha balizado, algo que se hace “por mera precaución”, según la alcaldesa María Eugenia Rufino, ya que el vertido era inocuo para la salud. La alcaldesa se ha referido a otro vertido que tuvo lugar delante del núcleo de La Guardia, ante el cual se actuó de inmediato, aunque no pudo ser localizado y por ese motivo no se pudieron tomar muestras porque no ha vuelto a aparecer. No obstante, señala que tanto Medio Ambiente como la Mancomunidad y el Ayuntamiento están realizando las indagaciones oportunas para saber qué pudo originarlo.

Rufino asegura que la aparición de cierto material en el mar no tiene que ser necesariamente un vertido, pues muchas veces puede deberse a la presencia de plancton, que genera una película naranja en la superficie marina, aunque es totalmente inofensivo para las personas. No obstante, también es posible que arrastre materia inorgánica que la mano humana arroja al mar.

En definitiva, según la alcaldesa, los análisis de calidad de las aguas de Salobreña cumplen todos los estándares para ser declaradas aptas para el baño.