Aparece el cuerpo sin vida de Francisca de la O tras casi dos días de intensa búsqueda

Salvamento Marítimo la ha localizado entre las rocas en un acantilado situado bajo el Hotel Salobreña, y un grupo de búsqueda ha llegado al lugar poco después, confirmando que se trataba de ella.

Imagen de Francisca publicada en redes sociales.

La movilización ciudadana fue conmovedora, pero la historia ha tenido el peor de los finales. Tras un intenso fin de semana de búsqueda y angustia por parte de familiares cercanos, amigos, vecinos y el pueblo en general, esta mañana se ha encontrado el cuerpo sin vida de Francisca de la O, entre las rocas de un acantilado situado debajo del Hotel Salobreña.

El hallazgo ha tenido lugar sobre las 10 de la mañana por parte de Salvamento Marítimo, que ha visto el cuerpo entre las rocas, en una zona de difícil acceso. Trabajadores del Ayuntamiento de Salobreña se han acercado lugar y han comprobado que se trataba de esta vecina que padecía principio de Alzheimer y que se encontraba desaparecida desde el sábado. Durante la mañana ha llegado a la zona la Policía Forense para llevar a cabo el levantamiento del cadáver, para su posterior traslado al Instituto Anatómico Forense para realizarle la correspondiente autopsia. La evacuación del cuerpo se ha realizado por el mar y a través del Puerto de Motril.

La noticia del hallazgo ha corrido como la pólvora por el municipio minutos después, y más aún cuando los propios familiares de la víctima lo corroboraban. Ya en torno a las 11 de la mañana, la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, lo confirmaba oficialmente.

La autopsia permitirá conocer mejor las circunstancias y el momento de la muerte, aunque el lugar del hallazgo no deja en principio lugar a muchas hipótesis. Y es que la última vez que Francisca fue vista se encontraba en La Caleta y caminaba en dirección a la plaza del Lavadero. A partir de ello, teniendo en cuenta su enfermedad y que podría encontrarse desorientada, se puede suponer que se adentró en el Caletón, donde podría haber sufrido un accidente, bien por un tropiezo entre las rocas o bien por efecto del mar. No obstante, será la autopsia la que confirme lo que finalmente ocurrió.

Rufino ha explicado que tras el hallazgo se han vivido momentos duros por parte de los familiares, que están “destrozados” según ha manifestado, por lo que es momento de mostrarles apoyo. Desde el Ayuntamiento se ha llegado al acuerdo entre todas las fuerzas políticas para aplazar sin fecha el pleno previsto para esta tarde como señal de duelo por el trágico hecho. Además, se han decretado dos días de luto en los que las banderas del Ayuntamiento ondearán a media asta, y se enviará una corona de flores a nombre de todo el pueblo de Salobreña. Antes de conocerse el desenlace, el Consistorio y la Asociación Española Contra el Cáncer ya habían desconvocado un acto de conmemoración del Día Contra el Cáncer previsto para esta mañana a las 10.30 en la plaza Juan Carlos I, “por respeto y en solidaridad por la vecina” que entonces estaba aún desaparecida”.


Grupo de búsqueda a las puerta de la Guardia Civil esta mañana.

Una de las cuestiones que ha querido resaltar la alcaldesa es la solidaridad demostrada por el pueblo salobreñero. En la jornada de ayer fueron más de 200 personas las que se presentaron como voluntarias para participar en la búsqueda, y así lo hicieron distribuidas en grupos, siempre coordinadas por la Guardia Civil. Esta mañana fueron más de 100 las que se presentaron en el cuartel de este cuerpo para continuar la búsqueda, cuando aún no se conocía la noticia del hallazgo.

Francisca de la O, de 74 años, desapareció en la tarde del sábado, después de haber salido al mediodía de su casa tras hacer la comida que dejó en la mesa. Sus familiares, al no conseguir encontrarla, presentaron la denuncia en la tarde del mismo día en el cuartel de la Guardia Civil de Salobreña.


En la búsqueda se emplearon también los drones de la empresa Granadadrone. // José Carlos Maldonado

Se puso en marcha entonces un dispositivo en el que, además de la Benemérita, participaron la Policía Local, el retén de Emergencias y cuerpos motrileños como la Policía Local, Bomberos y Protección Civil. Posteriormente se sumaron un helicóptero de la Guardia Civil y una embarcación de Salvamento Marítimo, mientras que patrullas del instituto armado y de Protección Civil rastrearon diferentes zonas de Salobreña, así como de municipios cercanos, sin encontrar rastros de la mujer. También se utilizaron en el rastreo varios perros de la unidad canina de Protección Civil de Motril especializados en la localización de personas, e incluso una empresa privada se prestó de forma altruista a colaborar en la búsqueda mediante drones. Pese a la gran movilización, el caso ha tenido el peor de los desenlaces.